Tomado de Burkburnett Public Safety

Un escalofriante suceso ha sacudido a la tranquila comunidad de Burkburnett, Texas, donde Justin Ray, un padre de 20 años enfrenta cargos graves relacionados con la trágica muerte de su hija de apenas 8 meses. El incidente, que tuvo lugar el año pasado, revela una preocupante falta de supervisión parental, señalando un peligro latente cuando las distracciones digitales toman prioridad sobre la seguridad infantil.

Descuido fatal durante la inmersión en videojuegos

El pasado lunes, las autoridades arrestaron a Justin Ray Kidwell, el padre en cuestión, en su residencia en Burkburnett, ubicada a unas 150 millas al noroeste de Dallas, por un cargo de asesinato grave. Según las autoridades, su hija se ahogó en la bañera mientras él se encontraba sumergido en su mundo virtual, demasiado absorto en los videojuegos como para brindar la atención necesaria a la pequeña.

La tragedia ocurrió el 14 de mayo de 2023, cuando las autoridades recibieron una llamada de emergencia al 911 alertando sobre un bebé en apuros en una casa residencial en la cuadra 200 de South Avenue B. A pesar de la rápida respuesta de los equipos médicos, la niña fue encontrada sin vida después de ser sacada de la bañera, dejando a la comunidad consternada por el trágico desenlace.

Investigación revela patrón preocupante de negligencia

Las pesquisas policiales, realizadas en colaboración con los Texas Rangers, desenterraron un patrón alarmante de descuido parental por parte de Kidwell. Según el comunicado oficial del Departamento de Policía de Burkburnett, el análisis de los dispositivos electrónicos del padre reveló que estaba inmerso en los videojuegos mientras su hija se encontraba desatendida en la bañera, con el agua corriendo, un descuido que desencadenó en la tragedia.

Publicado por: Editor Minuto30

Compartir:
  • Comentarios
  • Anuncio